Mercurita y compañeros decepcionantes
 




Mercurita y compañeros decepcionantes

Mercurita se llevará durante éste curso alguna que otra decepción cuando vea que el comportamiento de sus compañeras no es el que ella deseaba. Nada más empezar la clase, y mientras está charlando con los compañeros, tres hados les tiran piedras. Ella se queda para devolverles el golpe pero los demás huyen, dejándola sola. Por desgracia no solo consigue romper un cristal, sino que achoca a uno de los agresores. Pese a no ser ella la que empezó, la directora considera imperdonable tanto la rotura del cristal como la herida del hado, que para colmo es sobrino de un noble. En cuanto a Mercurita nadie da la cara por ella. La delegada pese a haberlo visto todo. al ser también pariente de un noble, piensa que es su deber defender a los de su categoría. Anasti se cruza de brazos y Cleo no está muy segura de que su futuro suegro, el conde de Taiva esté dispuesto a dar la cara por una niña tan traviesa. La única que hace algo positivo es Poly, que pide a la nueva tutora que haga algo por su amiga. y hable con la directpra. Esta, accede. Espera que la enérgica apariencia de la profesora consiga frenar los pies a la traviesa niña, al menos provisionalmente, ya que aún tienen que esperar la opinion de los parientes del alumno achocado, la cual será clave en la permanencia o no, de Mercurita. 

Contra todo pronóstico, el padre del alumno aplaudirá la defensa del hada, al tiempo que lamenta la acción de su hijo, nada digna de un noble. Cleo acaba escribiendo al conde y éste, apoya a Mercurita. La suerte sonríe una vez más a la  traviesa hada. Pero cuando parece que todo va a salir bien, una noche sale a relucir un problema que debió solucionarse hace tiempo. Ese mismo año escolar, Parmio el mercenario asiste como profesor. Mercurita queda muy extrañada por ello, ya que sabe que se ha reconciliado con su cuadrilla mercenaria. Parmio, pese a su discreción, no puede ocultar su disgusto. En efecto, sus compañeros de armas están camino de hacer un trabajo que tiene que rechazar por cuestión de honor pese al gran beneficio monetario que le hubiera proporcionado. Por ello no tuvo más remedio que pedir trabajo en la escuela.

Poly y Cleo dan una gran importancia a la inocente respuesta de Parmio. Algo les dice que hay un problema de tipo militar en camino y que no sería de extrañar que tarde o temprano acabe perjudicando al conde de Taiva. Este, al leer las cartas de advertencia, hace averiguaciones y todo parece indicar que las niñas están en lo cierto.

La imagen está hecha con el Illustrator. Espero aprender a usarlo mejor para sustituir las otras.

 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=